3 jul. 2013

Consejos para beneficiarse de las rebajas

El día 1, fui una más en ir a las rebajas. A diferencia de la gran mayoría, fui para observar a los consumidores, la posición de las prendas y el precio que tenían éstas. Este estudio hizo que sufriera bastante. Os preguntaréis por qué no caí en la tentación... Os lo explico a continuación a través de estos consejos.

Una de las cosas por las que no compré, fue porque las buenas rebajas son a partir de las segundas rebajas. Pero si deseas un determinado artículo, ve ahora, porque en esas fechas, es posible de que ya no lo encuentres.

Antes de ir de comprar, tenéis que haceros dos preguntas: 

- ¿Compro para actualizar mi armario? 
- ¿Compro por necesidad? 

Sí es la primera pregunta, busque las ultimas tendencias, así podrá seguir sacando partido a las prendas que ya tiene al combinarlo con un nuevo artículo. Si es la segunda cuestión, haga un inventario de su armario, elaborando una lista de los artículos que necesite. Gracias a estas dos preguntas, gastará lo mínimo posible para satisfacer las necesidades reales que tenga  y no las creadas artificialmente por la avalancha publicitaria que invita al consumidor a despilfarrar. 

Otro consejo es saber cuanto tiene pensado gastar y llevarlo en efectivo. La tarjeta de crédito no es buena compañía para estas compras porque puede caer en la tentación.


Antes de empezar a comprar, es recomendable que entre en varias tiendas para comparar los precios de los artículos. Ahora, si es amor a primera vista, no se lo piense dos veces, ¡cómprelo! No entre en los establecimientos que incumplan los requisitos obligatorios de información sobre precios (el precio anterior y el precio en rebajas, o el porcentaje de descuento)
Todos los productos que se oferten en rebajas deben haber estado a la venta durante los meses anteriores (plazo mínimo de un mes) y no haber sido traídos especialmente para venderse en esta época, aunque hay comercios que incumplen la ley fabricando productos (con una disminución de la calidad en muchos casos) para venderlos como rebajados. Tampoco deben pertenecer a temporadas pasadas. ¡OJO! Esto suele pasar y es una de las cosas que observé el pasado día 1. Había artículos excesivamente baratos. ¿Por qué? Pertenecen a rebajas anteriores. ¡Cuidado con eso!
¿Ya tiene unos cuantos artículos para incluirlos en su armario? Pues antes de pagar, pregunte si admiten devoluciones por cambio de talla u otra circunstancia no aplicable al establecimiento ni al fabricante y, por supuesto, no olvide el ticket por si tiene que cambiar el producto o presentar una queja.
¿Llegas a casa y uno de los artículos tiene un defecto? No se preocupe en que el comerciante no le devuelva el dinero (está obligado a cambiarlo en cualquier época del año) preocúpese  en que haya más de ese artículo! 
¿Le gusta comprar más por Internet que ir de tiendas? También tengo unos consejos para usted. 

Una de las grandes ventajas de comprar por Internet es que ofrecen una amplia lista de posibilidades en segundos. Si es la primera vez que se embarca en este tipo de compras y no tiene referencia de ninguna tienda, solo tiene que introducir en el buscador las palabras "rebajas de verano" y podrá hallar innumerables ofertas de ropa y otros artículos, así como los correspondientes proveedores de estos.

Cuando se buscan las ofertas a través de Internet, le sugiero que preste especial atención a las posibilidades de cambio o devolución. Para empezar, es cierto que las modalidades online son cómodas y versátiles, pero a su vez, no permiten devolución. 

..Dictadora de la Moda..

2 comentarios:

  1. Buen post!
    Hace poco que he creado mi blog, me encantaría que le echases un vistazo! :)---> http://smelllikestyle.blogspot.com.es/
    Follow back en twitter?

    ResponderEliminar